Relatos

Encuéntrala

Salió despavorido. Tenía que encontrarla, algo no iba bien. Recorrió los bares donde solía parar antes de llegar bebida a casa. Se acercó al descampado donde ejercía su profesión para despues besarle en los labios como si tal cosa. Entonces recordó.

La encontró en casa. Justo donde la dejó; tirada en el suelo con los ojos en blanco y la cabeza sangrando donde la había golpeado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s