Si quieres escribir...

Lee mucho, escribe mucho

Este es el mantra por excelencia; lo vas a escuchar por todas partes… sea cual sea la flaqueza, será la respuesta. Lee mucho, escribe mucho. Para escribir primero debes leer como caminamos antes de correr. Si cometes faltas de ortografía lee mucho, si te sientes bloqueado arranca a escribir aunque no te convenza el resultado, si no sabes como empezar… simplemente empieza. Siempre estaremos a tiempo de corregir, recortar, añadir o mutilar, como queramos.

Yo he leído esta frase más o menos exacta en cada lugar en el que he buscado consejo y es que, realmente, no tiene mucho más misterio. Por supuesto podemos hacer cursos para mejorar nuestra técnica pero nada nos favorecerá más que devorar todo libro que se nos pase por delante.

Además tenemos que abrir bien la mente, cualquier libro puede sorprendernos por lo que no debemos cerrarnos solo a la temática que más nos guste o sobre la que solemos escribir. Misterio, amor, los grandes clásicos, novela contemporánea, ensayos, poesía, microrrelatos… No subestimes lo que podrás aprender de cada pequeño relato que leas.

Por ejemplo los microrrelatos están, en mi opinión, infravalorados cuando, en realidad, requieren mucho trabajo. Piénsalo; con un límite muy ajustado debemos contar una historia y sorprender con ella. El lector apenas tardará unos minutos en leerla pero debemos conseguir que permanezca en su cabeza durante más tiempo y eso solo lo conseguiremos cuando entendamos que un microrrelato debe centrarse en un único tema, que no es recomendable incluir más de uno o dos personajes y que, como colofón, nada mejor que un final sorprendente para dejar huella. Y todo esto en apenas unas frases. Esa dificultad la percibes leyendo un microrrelato tras otro, observando como la sortean sus autores.

Lee mucho, incluso repite. Esto me gusta hacerlo; coged un libro que os encantó hace diez años o en vuestra adolescencia y releedlo. Vuestra perspectiva ha cambiado y seguro que os aportará muchísimas cosas nuevas.

Leer a otros autores también es importante para no limitarnos a nosotros mismos y nuestros trabajos. A veces estamos tan inmersos en nuestra nueva novela, o relato que nuestra cabeza termina saturándose de nosotros mismos y llegan los bloqueos. Sobretodo si estás trabajando en una novela tómate pequeños descansos; escribe un relato o lee un libro de temática totalmente diferente.

Más adelante hablaremos de redes sociales para escritores donde podrás leer relatos de todo tipo pero de momento basta decir que te recomiendo que te pases por ellas de vez en cuando para refrescarte un poco y recordar que, si hoy deseas ser escritor, es porque comenzaste siendo un gran lector.

Así que continúa así; escribe mucho… y lee aún más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s