Relatos

Espinas de queratina II

Esa mañana se había levantado antes de que amaneciera para aprovechar el silencio y escribir una hora antes de que David se despertara. Él apareció somnoliento y le tendió una taza de café como cada mañana. Solo que esta vez iba acompañada de una fría despedida. "Se ha terminado la chispa", "No quiero nada serio"… Sigue leyendo Espinas de queratina II